La homeopatía para el tratamiento del acné

Publicado por: Angel Salazar En: HomeoBlog En: domingo, febrero 16, 2020 Comentario: 0 Hits: 2207

Los tratamientos homeopáticos para el acné, a diferencia de la medicina convencional, ofrecen soluciones personalizadas. Ningún tratamiento con homeopatía para este problema de piel será igual para todas las personas. Y es que el origen del acné puede ser desde el estrés, pasando por problemas hormonales y emocionales, así como problemas digestivos. Sea cual sea la causa, el tratamiento homeopático irá orientado siempre a tratar su origen.

Tipos de acné

Conocer los diferentes tipos de acné nos ayudará a elegir adecuadamente el medicamento homeopático para su tratamiento. No es lo mismo el acné en la adolescencia que el que puede padecer una persona adulta e incluso un bebé. Cada uno de ellos posee sus propios factores desencadenantes y síntomas.

Estos son las clases de acné más comunes hoy día:

     Acné comedogénico o acné leve.

     Acné papulopustuloso o acné moderado.

     Acné conglobata o acné severo.

     Acné fulminante, también conocido como acné maligno, acné febril o acné ulcerativo.

 Cada una de estas alteraciones de la piel pueden ser tratados por medio de homeopatía con resultados bastante sorprendentes.

 

Remedios homeopáticos para el tratamiento del acné

Como hemos dicho anteriormente, un buen tratamiento homeopático siempre buscará las causas o el origen de esta patología de la piel. Los medicamentos homeopáticos que han resultado más efectivos para combatir el acné son:

1.    Sílice: recomendado para aquellas personas más propensas a padecer infecciones. Este medicamento está orientado para el tratamiento del acné quístico en zonas como la cara y más concretamente las mejillas.

2.    Azufre: este remedio es realmente efectivo para tratar pieles demasiado grasas y con alta presencia de puntos negros. Las espinillas en este caso no suelen ser dolorosas, pero pueden producir cierta picazón.

3.    Hepar sulph: especialmente indicado para el acné doloroso y sensible al tacto. En este caso, los granos pueden llegar a sentirse como astillas que se clavan en la piel, centradas, sobretodo, en la zona de la frente.

4.    Pulsatilla: muy efectivo para tratar el acné femenino como consecuencia del inicio de la pubertad. Este tipo de acné está asociado por lo general con la presencia de la menstruación o incluso durante el embarazo.

5.    Calcárea sulph: estamos ante un remedio homeopático muy efectivo para el tratamiento del acné quístico. En este caso, las espinillas aparecen tanto en la zona de la cara como en la línea del cabello y cejas. Su aspecto es poco estético y sus lesiones pueden llegar a alargarse semanas.

6.    Kali bromatum: perfecto para ese acné que comienza en la adolescencia, pero se alarga hasta la edad adulta. Su presencia rojiza y con depresiones en la piel se localiza especialmente en la zona de la espalda, la cara, el pecho y los hombros.

comentarios

Deje su comentario